domingo, 12 de julio de 2009

De regresiones y momentos desagradables

Hoy tuve una regresión.
De esas involuntarias y desagradables.
De esas en las que uno nada más recibe ese violento flashback al cole, cuando todas las inseguridades estaban en la superficie y todo era una mierda.

[Ah, no, cierto, no para todos el cole fue así!]

Bueno, como sea. La cosa es que me sentí de nuevo en 8vo grado. Subestimada (cuando yo tampoco creía en mi misma), fea, humillada y realmente NO entendida.
Que feas son las regresiones...Será por cuestiones como esta que no me gustan el esoterismo y el new age. Y eso que yo soy de las que mira hacia atrás con nostalgia. Sin embargo también puedo ser optimista. No necesariamente hacia el futuro cercano, pero sí hacia el futuro, en general.

En fin, desvaríos.
Supongo que si la gente me ve ingenua, tonta y despistada, es culpa mía, a fin de cuentas. Yo soy la que refleja esa imagen, no?
Bueno, manos a la obra entonces. A borrarla. He oído por ahí que si empiezas a reflejar una cierta imagen, la gente se la cree, y al fin te la terminas creyendo tú también. Pero quién sabe qué vino primero, el huevo o la gallina?

11:04 pm
09/07/09

2 comentarios:

Maria Esteli dijo...

Realmente es interesante lo que vooy a contarte enseguida:

Caí en este blog por las casualidades de la vida (estaba viendo la pagina de pablo) y me llamo la atención el nombre de este blog. Y comenzé a leer esta entrada y fue instantaneo, dije: esta es fiamma.

Y luego vi la foto. Que chiva verdad?
Tranqui, yo tambien fui super ingenua en el cole, y lo sigo siendo..

Yo. ¿Quien? dijo...

Jaja sí, de eso yo soy testigo (hablando de la ingenuidad).
Las casualidades de la vida, como diría mi mamá, nunca son casualidades, son causalidades (vaya a saber qué quería decir), juju.